Acusan a Plácido Domingo por hostigamiento sexual

10MINUTOS/REDACCIÓN

Durante décadas, Plácido Domingo, uno de los hombres más poderosos y elogiados en el mundo de la Ópera, habría intentado presionar a mujeres para que tener relaciones sexuales con él, prometiendo empleos y en ocasiones tomando represalias contra las carreras de las mujeres que rechazaban sus proposiciones, según declararon numerosas acusadoras.

Domingo, considerado como uno de los mejores tenores de todos los tiempos, es una figura muy respetada en su exclusivo mundo, descrito por compañeros como un hombre de prodigioso encanto y energía que trabaja sin descanso para promocionar su rama artística.

Sin embargo, sus acusadoras y otras personas de la industria dicen que hay un lado problemático de Domingo, de 78 años, un secreto a voces desde hace tiempo en el mundo de la ópera.

Ocho cantantes y una bailarina dijeron que sufrieron acoso sexual del superastro español, quien lleva décadas casado, en encuentros a lo largo de treinta años a partir de finales de 1980, en ocasiones en compañías de ópera en las que él ocupaba puestos de alta dirección.

Una acusadora dijo que Domingo metió la mano dentro de su falda, y otras tres dijeron que forzó besos en la boca en un vestuario, una habitación de hotel y una comida de trabajo.

Además de las nueve acusadoras, otra media docena de mujeres dijo que las proposiciones sexuales de Domingo les hicieron sentir incómodas. Una cantante dijo que le pidió varias veces salir en una cita tras contratarla para cantar una serie de conciertos con él en la década de 1990.

El intérprete emitió un comunicado en el calificó las acusaciones como inexactas.

“Las acusaciones de estas personas no identificadas, que se remontan hasta 30 años, son profundamente preocupantes, e inexactas tal como se describen”, indicó.

“Aun así, es doloroso saber que puedo haber molestado a alguien o haberles hecho sentir incómodas, sin importar cuánto tiempo haya pasado y pese a mis mejores intenciones. Yo creía que todas mis interacciones y relaciones fueron siempre bienvenidas y consensuadas. La gente que me conoce o ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que dañe, ofenda o avergüence a nadie a propósito”, añadió.

Una bailarina que trabajó con el tenor en la década de los 90, quien presunto fue objeto del acoso sexual del español, decidió poner un freno a su carrera con tal de evitarle. “Lo que hizo está mal”, dijo dicha bailarina. “Utilizó su poder, acechó a mujeres, puso a mujeres en posiciones vulnerables. Hay gente que se ha quedado fuera del negocio y se ha visto expulsada solo por someterse o no someterse a él”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *